Máquina de sumar para niños

Cuando los niños dan sus primeros pasitos en el aprendizaje tienen poca capacidad de concentración. Un método de introducirles la educación y la enseñanza es mediante juegos. Os proponemos construir con ellos esta máquina de sumar para niños. Es una herramienta con la que se divertirán, y al mismo tiempo irán avanzando y practicando los conocimientos que van aprendiendo en la escuela.

La máquina de sumar para niños es muy fácil de construir. Además, vamos a utilizar todos los materiales reciclados que podamos. De esta manera, contribuiremos a mejor la salud de nuestro planeta y no supondrá ningún desembolso económico.

Imagen de nuestra máquina de sumar, por @FilososofoMd
Imagen de nuestra máquina de sumar

Como podéis apreciar en la imagen, la máquina de sumar está construida sobre una caja de cartón. Esta caja puede ser de zapatos o de cualquier producto que hayamos comprado recientemente y sea cuadrado o rectangular (como la mayoría de las cajas). La idea es forrar o pintar la caja para que tenga un aspecto más atractivo para los peques. Para esto podemos utilizar desde pinturas o rotuladores, temperas o acuarelas o papel de colores.

Los tubos por los caerán las bolitas que vamos a sumar son rollos de papel higiénico terminados (si de los que se agotaron al comienzo del confinamiento). Para los símbolos de sumar o el igual nosotros hemos utilizado goma Eva que teníamos por casa, pero podéis utilizar cualquier material que tengáis y os guste.

La casilla donde escribiremos los números de la suma, son trozos de papel plastificado. Lo podéis plastificar con plásticos trasparente que tengáis por casa, si tenéis plástico transparente autoadhesivo para forrar libros o similar quedará también perfecto.

También necesitaremos un rotulador de los que se utilizan para las pizarras de los niños. Estos rotuladores se borran bien y de este modo podremos practicar todas sumas que queramos. Por último, necesitaréis unas bolitas de papel, tapones de tetrabriks de leche, de botellas o cualquier otro obejeto que entre por las fabulosas canastas de nuestra máquina de sumar.

Como ya habréis adivinado el mecanismo es muy sencillo. Se introducen por cada canasta la cantidad de “bolitas” correspondientes al número que vamos a sumar. Después el niño solo tendrá que contar la cantidad total de bolitas que han caído entre las dos canastas. De esta manera estará practicando sumas sin enterarse al mismo tiempo que juega con esta divertida máquina.

Espero que os guste esta máquina de sumar para niños. Si tenéis cualquier duda o sugerencia, no dudéis en dejarnos un comentario en este artículo.

Si queréis probar un juego muy entretenido con los niños, os dejo por aquí el juego de la Oca que encantará a niños de todas las edades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *